Aprende Todos Los Acordes

¿Quieres explorar el fascinante mundo de los acordes en el piano?

No pases años tocando el piano sin entender realmente qué son los acordes. Es un error, porque los acordes son una parte esencial de la música. La música es emoción, y los acordes son la herramienta esencial para transmitirla. Tienen el poder de evocar alegría, tristeza, crear ambientes misteriosos o resolver la tensión en una composición. Los acordes proporcionan un contexto armónico a una melodía, son los cimientos sobre los que se construye una canción.

Así que, sin más preámbulos, sumerjámonos en el maravilloso universo de los acordes de piano.

¿Qué son los acordes en el piano?

Imagina los acordes como las patas de una mesa o los cimientos de una casa: son las estructuras sobre las que puedes construir la música. Pero, ¿qué es exactamente un acorde? Un acorde es simplemente un grupo de notas que se tocan simultáneamente. Eso es todo, ¡ya sabes lo básico! Pero, por supuesto, hay mucho más por descubrir.

¿Cómo se forman los acordes?

Comencemos desde lo más básico: ¿cómo se forman los acordes? En términos generales, los acordes están compuestos por, al menos, tres notas. Estas agrupaciones de notas se conocen como tríadas. ¿Por qué al menos tres notas? Como hemos mencionado, piensa en los acordes como si fueran las patas de una mesa: con una sola nota (o «pata»), la mesa estaría inestable y no podrías poner nada encima. Con dos notas, la mesa sería un poco más estable, pero aún no sería utilizable. Sin embargo, con tres notas, la mesa estaría perfectamente estable y podrías construir sobre ella.

Algunos acordes tienen más de tres notas, lo que les da un toque de dinamismo musical interesante. Pero dejemos eso para más adelante. Por ahora, concentremos nuestra atención en comprender los fundamentos de un acorde, que es, en esencia, un grupo de notas.

Notas e intervalos

En tu teclado de piano, tienes diferentes notas (88 en un piano completo) con diferentes alturas de tono. Para formar un acorde, ya sabes que necesitas combinar al menos tres notas, pero no puedes tomar cualquier nota y unirlas al azar; hay reglas que debes seguir. Estas reglas se basan en lo que se conoce como intervalos de notas.

Pero no te preocupes, no es tan complicado como parece. Los intervalos son simplemente las distancias entre las notas. En tu teclado, encontrarás teclas blancas que representan 7 notas, desde el Do hasta el Si, que se repiten en todo el teclado. Luego, tienes teclas negras que representan 5 notas adicionales con nombres extraños, como sostenidos o bemoles. En total, existen 12 notas diferentes que se repiten en el teclado.

Aquí tienes un diagrama del teclado para recordar las diferentes notas:

La diferencia de tono entre cada nota se llama «semitono». Hay un semitono entre cada tecla consecutiva del teclado. Sin embargo, ten en cuenta que la distancia de tono, o intervalo, entre dos teclas o notas puede ser mayor que 1 semitono. Estos intervalos tienen nombres específicos que serán útiles cuando construyamos acordes más adelante. Aquí tienes una lista de los intervalos más importantes y sus nombres:

0 semitonos: Unisono (P1)
1 semitono: Segunda menor (M2)
2 semitonos: Segunda Mayor (M2)
3 semitonos: Tercera menor (m3)
4 semitonos: Tercera Mayor (M3)
5 semitonos: Cuarta justa (P4)
6 semitonos: Tritono (TT)
7 semitonos: Quinta justa (P5)
8 semitonos: Sexta menor (m6)
9 semitonos: Sexta Mayor (M6)
10 semitonos: Séptima menor (m7)
11 semitonos: Séptima Mayor (M7)
12 semitonos: Octava justa (P8)

¿Cómo formar acordes de tres notas (tríadas)?

Las tríadas son los acordes más simples y están compuestas por tres notas, lo que equivale a dos intervalos. Estas tríadas se forman mediante la raíz o fundamental (I), una tercera (III) y una quinta nota (V). Sin embargo, para simplificarlo un poco, puedes ver las tríadas de la siguiente manera:

Una tríada puede definirse por la primera nota y el tamaño de los dos intervalos. Permíteme mostrarte un ejemplo. Comencemos con el acorde de Do mayor, representado en la anterior imagen.

El nombre del acorde comienza con el nombre de la primera nota, la raíz, también llamada nota fundamental, que en este caso es Do. Luego, el tipo de acorde, en este caso «mayor», indica el tamaño de los dos intervalos. Un acorde mayor consta de un primer intervalo de 4 semitonos (denominado tercera mayor) y un segundo intervalo de 3 semitonos (tercera menor).

Dado que el primer intervalo es una tercera mayor, se le llama acorde mayor. Por lo tanto, para construir un acorde de Do mayor, solo necesitas saber dónde se encuentra la nota Do en el teclado y contar las teclas:

  • Raíz: Do
  • Intervalo de 4 teclas: Do#, Re, Re#, Mi (segunda nota del acorde).
  • Intervalo de 3 teclas: Fa, Fa#, Sol (tercera nota del acorde).

Por lo tanto, el acorde de Do mayor está compuesto por las tres notas: Do, Mi y Sol.

Ahora que sabes cómo construir todos los acordes mayores posibles, veamos los principales de acordes tríadas.

Acordes de 3 notas

Acordes Mayores

Los acordes mayores están formados por la raíz, una tercera mayor y una tercera menor. La regla para construirlos es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos (o teclas) + 3 semitonos (o teclas)

La ecuación del acorde es, por lo tanto: Mayor = 4 + 3

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do o DoM

Sonoridad: Los acordes mayores suenan limpios, fuertes y alegres.

Acordes menores

Los acordes menores están formados por la raíz, una tercera menor y una tercera mayor. El orden de los intervalos se invierte en comparación con el acorde mayor. La regla para construirlos es la siguiente:

  • Raíz + 3 semitonos + 4 semitonos

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 3 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Dom (Cm)

Sonoridad: Los acordes menores suenan tristes o melancólicos.

Disminuidos

Los acordes disminuidos están formados por la raíz, una tercera menor y otra tercera menor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 3 semitonos + 3 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 3 + 3

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do dis (Cdim)

Sonoridad: Los acordes disminuidos suenan tensos o inestables.

Aumentados

Los acordes aumentados están formados por la raíz, una tercera mayor y otra tercera mayor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 4 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do aum (Caug)

Sonoridad: Los acordes aumentados suenan angustiosos y disonantes.

Todos los acordes de 3 notas

Existen cuatro tipos de acordes que podemos formar con 3 notas: Acordes Mayores, menores, aumentados y de 5ª disminuida.

La diferencia entre ellos está en la distancia entre las notas que los componen.

Acorde Mayor (M) = 4 + 3

Acorde Menor (m) = 3 + 4

Acorde Aumentado (aum) = 4 + 4

Acorde de 5ª disminuida (dis) = 3 + 3

Las distancias se miden en semitonos y corresponden a los desplazamientos que hay que realizar para pasar de una nota a la siguiente, podemos conocer todos los acordes.

En la siguiente tabla puedes revisar todos los acordes 3 de notas que existen, en su estado fundamental.

Mmaumdis
Do
Do#
Re♭
Re
Re#
Mi♭
Mi
Fa
Fa#
Sol♭
Sol
Sol#
La♭
La
La#
Si♭
Si

Acordes de 4 notas

Acorde de Séptima de Dominante

Los acordes de séptima de dominante (también llamado acorde mayor con séptima menor) están formados por 4 notas: una raíz, una tercera mayor, una tercera menor y otra tercera menor. Otra manera de verlo, sería tomando como referencia un acorde de 3 notas. En este caso, observamos que la primera parte es igual que un acorde mayor, y se le añade la cuarta nota, que recibe el nombre de séptima por su posición en la escala. Por tanto, está formado por una tríada mayor y una tercera menor.

Reciben el nombre de «séptima» porque la nota más alta está en el séptimo grado de la escala. La regla para construirlos es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 3 semitonos + 3 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 3 + 3

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do7 (C7)

Sonoridad: Los acordes de séptima de dominante se utilizan como una transición fuerte hacia la tónica (resolución). Son bastante comunes en la música blues.

Acorde de Séptima Mayor

Los acordes de séptima mayor están formados por 4 notas: una raíz, una tercera mayor, una tercera menor y una tercera mayor. O, dicho de otro modo, por una tríada mayor y una tercera mayor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 3 semitonos + 4 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 3 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura DoMaj7 o Do∆ (CMaj7 o C∆)

Sonoridad: Los acordes séptimos mayores se utilizan para agregar color a una canción. Se usan principalmente en jazz y música clásica.

Acorde de Séptima Menor

Los acordes de séptima menor están formados por 4 notas: una raíz, una tercera menor, una tercera mayor y otra tercera menor. O, dicho de otro modo, por una tríada menor y una tercera menor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 3 semitonos + 4 semitonos + 3 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 3 + 4 + 3

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Dom7 (Cm7)

Sonoridad: Los acordes de séptima menor se utilizan para agregar color a una canción. También tienen un sonido jazzístico.

Acorde Menor Séptima Mayor

Los acordes de séptima menor están formados por 4 notas: una raíz, una tercera menor, una tercera mayor y otra tercera menor. O, dicho de otro modo, por una tríada menor y una tercera mayor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 3 semitonos + 4 semitonos + 4 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 3 + 4 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: DomMaj7 (CmMaj7)

Sonoridad: Los acordes menores con séptima mayor tienen un sonido distintivo y emotivo que provoca una sensación de tensión a la vez que otorga un carácter melancólico.

Sexta mayor

Los acordes de sexta mayor están formados por 4 notas: una raíz, una tercera mayor, una tercera menor y una segunda mayor. O, dicho de otro modo, por una tríada mayor y una segunda mayor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 3 semitonos + 2 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 3 + 2

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: DoMaj6 (CMaj6)

Sonoridad: Los acordes sextos mayores suenan misteriosos y ambiguos, ya que su identidad no es tan fuerte como la de otros acordes. Son interesantes para darle sabor a una canción.

Sexta Menor

Los acordes de sexta menor están formados por 4 notas: una raíz, una tercera menor, una tercera mayor y una segunda mayor. O, dicho de otro modo, por una tríada menor y una tercera mayor. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 3 semitonos + 4 semitonos + 2 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 3 + 4 + 2

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Dom6 (Cm6)

Sonoridad: Los acordes sextos menores suenan misteriosos y ambiguos, ya que su identidad no es tan fuerte como la de otros acordes. Se utilizan principalmente en la música jazz.

Utilizar ambas manos para tocar acordes

Usar una mano para tocar acordes de tres o cuatro notas está bien. Pero, ¿qué pasa si quieres tocar acordes de 6 o 7 notas? Bueno, ¡tienes (afortunadamente) dos manos! Los acordes que veremos a continuación utilizan ambas manos. Suenan más ricos, llenos y se utilizan más en la música compleja, como el jazz. Sin embargo, también los encontrarás en otros estilos musicales como el pop o el rock. Vale la pena aprenderlos para enriquecer tu música o simplemente para tocar canciones.

Acordes extendidos: 9ª, 11ª, 13ª

Los acordes extendidos significan que hay una nota fuera del rango de octava. Hay muchos acordes que pueden llamarse «extendidos», especialmente cuando se utilizan ambas manos. Pero los tres tipos principales de acordes extendidos son los acordes de novena, de oncena y de trecena.

Novena de Dominante

Los acordes de novena de dominante están formados por una séptima de dominante con una tercera mayor adicional. La nota más alta está en el noveno grado de la escala, de ahí su nombre. La regla para construirlos es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 3 semitonos + 3 semitonos + 4 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 3 + 3 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do9 (C9)

Sonoridad: Los acordes novena de dominante se utilizan para crear una sensación de amenaza o drama. Se usan principalmente en la música clásica.

Oncena de Dominante

Los acordes de oncena (u onceava) de dominante están formados por una novena de dominante con una tercera mayor adicional. La nota más alta está en el undécimo grado de la escala, de ahí su nombre. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 3 semitonos + 3 semitonos + 4 semitonos + 4 semitonos.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 3 + 3 + 4 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do11 (C11)

Sonoridad: Los acordes de oncena de dominantes funcionan principalmente como séptimas de dominantes, pero dan un poco más de opciones creativas. Se encuentran principalmente en el jazz, pero a veces también en el rock.

Trecena de Dominante

Los acordes de trecena (o treceava) de dominante están formados por una oncena de dominante con una tercera mayor adicional. La nota más alta está en el decimotercer grado de la escala, de ahí su nombre. La regla es la siguiente:

  • Raíz + 4 semitonos + 3 semitonos + 3 semitonos + 4 semitonos + 4 semitonos + 4 semitonos. ¡Es un montón de semitonos! Aquí tienes 6 intervalos de tercera. Es como tocar un acorde de 4 notas con un tríada.

La ecuación del acorde es, por lo tanto: 4 + 3 + 3 + 4 + 4 + 4

Mira un ejemplo a continuación en la tonalidad de Do:

Nomenclatura: Do13 (C13)

Sonoridad: Los acordes de trecena de dominante funcionan principalmente como séptimas de dominante u oncenas y brindan aún más opciones para jugar. Se encuentran principalmente en el jazz o la música pop.

Inversiones de acordes

Una vez que domines los acordes básicos, puedes empezar a experimentar con las inversiones de acordes. Las inversiones son simplemente diferentes formas de tocar el mismo acorde, pero con las notas en un orden diferente.

Todos los acordes que hemos visto en los apartados anteriores están representados de la misma forma: tomando como primera nota la raíz. La nota que da nombre al acorde. Esta forma de tocar un acorde se llama «Estado Fundamental«. Pero no es la única manera de tocarlos.

Hay tres tipos principales de inversiones de acordes:

  • Primera inversión: La raíz del acorde se coloca en la parte superior. Por ejemplo, un acorde de Do mayor en estado fundamental es Do, Mi, Sol. En su primera inversión, la nota Do se coloca en la parte superior, lo que da como resultado Mi, Sol, Do.
  • Segunda inversión: La tercera del acorde se coloca en la parte superior. Siguiendo con el ejemplo de Do mayor, en la segunda inversión, se sustituye el Mi de la izquierda y se coloca en la parte superior, lo que da como resultado Sol, Do, Mi.
  • Tercera inversión: La quinta del acorde se coloca en la parte superior. Para el acorde de Do mayor, en la tercera inversión, la nota Sol se coloca en la parte superior, dando como resultado Do, Mi, Sol.

Habrás observado que la tercera inversión es exactamente igual que el estado fundamental, pero una octava más arriba. Por lo tanto, sabemos que existen 3 maneras de tocar un acorde: Estado fundamental, 1ra inversión y 2da inversión.

Esto es cierto cuando se trata de tríadas o acordes de 3 notas. En los acordes de 4 o más notas, se pueden realizar más inversiones hasta llegar de nuevo al estado fundamental.

Las inversiones de acordes pueden agregar variedad y fluidez a tus progresiones de acordes. También pueden ser útiles para evitar saltos incómodos de una nota a otra cuando tocas una serie de acordes en una canción.

Progresiones de acordes comunes

Ahora que tienes una comprensión básica de cómo se forman los acordes y cómo se pueden extender e invertir, es hora de hablar sobre las progresiones de acordes. Las progresiones de acordes son la serie en la que tocas los acordes en una canción. Las progresiones de acordes son esenciales para la estructura y el flujo de una canción.

Aquí tienes algunas progresiones de acordes comunes en la música:

  1. Progresión I-IV-V: Esta es una de las progresiones más comunes en la música pop y rock. Implica los acordes I, IV y V de una tonalidad. Por ejemplo, en la tonalidad de Do mayor, la progresión I-IV-V sería Do-Fa-Sol.
  2. Progresión vi-IV-I-V: Otra progresión muy común que se encuentra en muchas canciones populares. En Do mayor, sería Lam-Fa-Do-Sol.
  3. Progresión ii-V-I: Esta progresión es una piedra angular del jazz y se utiliza en muchas canciones de este género. En Do mayor, sería Rem7-Sol7-Domaj7.
  4. Progresión de acordes menores: En lugar de utilizar acordes mayores, puedes explorar progresiones de acordes menores para crear ambientes más melancólicos. Por ejemplo, en La menor, podrías usar Lam-Rem-Sol-Mi.
  5. Progresión de acordes suspendidos: Los acordes suspendidos (sus2 y sus4) pueden añadir un toque de misterio a tus progresiones. En Do mayor, podrías usar Do sus2-Do sus4-Domaj7.
  6. Progresiones de acordes extendidos: Si deseas un sonido más complejo, puedes incorporar acordes extendidos en tus progresiones. Por ejemplo, en Do mayor, podrías usar Domaj7-Rem7-Sol9-Domaj7.

Nota: Cuando el número romano está en mayúsculas, indica que es un acorde Mayor. Por el contrario, si está en minúsculas representa un acorde menor.

Practicando y tocando canciones

La mejor manera de aprender acordes de piano y progresiones es a través de la práctica constante. Empieza con acordes básicos como los mayores, menores y séptimas de dominante. A medida que te sientas más cómodo con ellos, puedes pasar a acordes extendidos y progresiones más complejas.

Aquí hay algunos consejos para practicar:

  1. Memoriza los acordes: Aprende a tocar los acordes de memoria para que puedas cambiar entre ellos con facilidad.
  2. Practica las inversiones: Experimenta con diferentes inversiones de acordes para mejorar tu destreza.
  3. Toca canciones: Encuentra partituras o tablaturas de canciones que te gusten y practica tocar los acordes en el contexto de una canción.
  4. Crea tus propias progresiones: Una vez que te sientas cómodo con los acordes, comienza a crear tus propias progresiones y composiciones.
  5. Escucha música con atención: Escuchar música y prestar atención a los acordes utilizados te ayudará a desarrollar un oído musical y comprender cómo se aplican los acordes en diferentes estilos musicales.

Recuerda que el progreso en el piano lleva tiempo y práctica constante. No te desanimes si al principio te resulta difícil. Con el tiempo, te volverás más hábil y podrás tocar una amplia variedad de canciones y estilos musicales. ¡Diviértete explorando el maravilloso mundo de los acordes de piano!